Diferencias entre SEO y SEM

El SEO y el SEM son dos de las herramientas de marketing digital más usadas por las empresas. Aunque ambas están relacionadas con el posicionamiento web, se trata de dos prácticas totalmente distintas.

A continuación, te explicaremos en qué consiste cada una de ellas y cuáles son sus principales diferencias.

¿Qué es el SEO?

El Search Engine Optimization o SEO hace referencia al conjunto de técnicas que se desarrollan dentro y fuera de una determinada página web. El fin es optimizarla para que aparezca en los primeros resultados orgánicos de los diferentes buscadores cuando el usuario introduce una serie de palabras clave.

¿Qué es el SEM?

El término SEM hace referencia a Search Engine Marketing. Esta técnica consiste en posicionar un sitio web en los resultados patrocinados de los buscadores como Google o Yahoo.

Sin duda alguna, la plataforma más usada para realizar este tipo de práctica es Google Adwords ya que Google es el buscador más usado en el mundo.

¿Qué diferencias existen entre el SEO Y el SEM?

1. Obtención de resultados

La optimización del SEO de un sitio web es un trabajo constante en el que hay que invertir una gran cantidad de tiempo ya que para lograr posicionar una web entre los primeros lugares de los resultados de búsqueda, es necesario tener en cuenta multitud de factores entre los que podemos destacar:

– La calidad de los contenidos.

– Velocidad de carga.

– Generación de backlinks.

– Estructura de la web.

– Uso de las etiquetas correctas.

En resumen, al ser necesario invertir mucho esfuerzo en cuidar todos los aspectos que afectan al SEO, las empresas utilizan esta estrategia para obtener resultados a largo plazo.

Por el contrario, las campañas de marketing de buscadores o SEM tienen como objetivo lograr resultados en un corto espacio de tiempo. Por ello, son ideales para lanzar nuevos negocios o anunciar a los usuarios que tu empresa ha sacado un nuevo producto.

2. Coste

Como ya hemos dicho, la inversión en SEO debe ser constante por lo que las empresas suelen contratar a expertos en esta materia. Por otro lado, la creación de campañas de PPC (pago por clic) suelen ser acciones puntuales cuyo coste puede ser controlado con facilidad.

3. Uso de palabras clave

Una de las grandes limitaciones del Search Engine Optimization es que el número de palabras clave o keywords que puedes usar para posicionar tu web es limitado.

Por el contrario, el SEM te permite usar todas las palabras clave que deseas.

En cualquier caso, antes de iniciar cualquiera de las dos estrategias te recomendamos realizar un keyword research que te ayude a encontrar las más adecuadas para tu empresa.

4. Resultados

Según los estudios, las empresas posicionadas en los resultados de pago se llevan el 30 % de los clics de los usuarios.

En cuanto a los clics en los resultados orgánicos, el 95 % de los internautas que realizan una búsqueda hacen clic en uno de los cinco primeros resultados.

Para concluir, te diremos que lo más adecuado es utilizar el SEO y SEM de manera conjunta y aprovecharse de las ventajas que presentan ambas estrategias.

Comparte el post